Procedimiento de Descontaminación - CIQUIME Argentina

Buscar
Vaya al Contenido

Menu Principal:

Procedimiento de Descontaminación

Biblioteca > Emergencias

Descontaminar en el campo significa establecer espacios de descontaminación cerca de la escena del incidente y efectuar la descontaminación del personal y equipos.  Si no se van a descontaminar los equipos en el campo, se les debe meter en bolsas plásticas, identificar las bolsas claramente como “radioactiva”, y enviarlas a un lugar donde se pueda efectuar la descontaminación.  Al considerar la descontaminación del campo, se debe evaluar las ventajas y limitaciones.

Ventajas
Uno de las ventajas principales de la descontaminación del campo es que remueve la fuente de contaminación y limita la propagación potencial de ésta.  La descontaminación de los equipos los puede liberar de una posible contaminación para poder ser usados nuevamente.

Limitaciones
La descontaminación del campo puede requerir mucho tiempo.  Si el personal  no está bien entrenado, puede retardar el proceso.  Aún cuando haya sido descontaminado, el personal no se puede declarar limpio hasta que haya sido inspeccionado por la Autoridad de Radiación.

La falta de personal entrenado es el factor limitante  El personal, a menudo, carece del entrenamiento en el uso de los instrumentos radiológicos y en los métodos correctos de descontaminación del campo.

Otro factor limitante es que el uso de métodos mojados puede producir grandes cantidades de agua o líquido que se deben contener, inspeccionar y desechar apropiadamente si han sido contaminados.

Si es necesaria la descontaminación en el campo, se debe establecer el espacio o área de descontaminación.  Igual que en otros incidentes que involucren las materias peligrosas, el corredor de descontaminación generalmente se establece en la zona tibia, entre la zona caliente y la zona fría.  El Comandante del Incidente y el Oficial de Seguridad determinarán donde van a establecer el corredor de descontaminación, y deben considerar lo siguiente:

  • Dirección del viento

  • Niveles de radiación del entorno

  • Confines de las zonas caliente, tibia y fría

  • Áreas para entrar y salir mejor de la escena


El corredor de descontaminación necesitará:

  • Un área donde se deben dejar los equipos hasta que puedan ser inspeccionados.  Se puede demarcar con una lona o plástico

  • Espacio para quitar la ropa, acá se remueve la ropa protectora y se coloca en receptáculos apropiados, por ejemplo basureros forrados con bolsas de plástico

  • Espacio para inspección con detector.  En esta área, después de quitar la ropa protectora, el personal es inspeccionado para contaminación radiactiva.  Estas inspecciones las deben hacer personas calificadas.  Las  personas contaminadas deben ir al espacio de  descontaminación. Las personas “limpias” que no estén contaminadas, pueden pasar a la zona fría.  Si se sospecha que las personas que salen de la zona caliente no fueron contaminadas, se puede hacer la inspección antes de que se quiten la ropa protectora.  Si no hay indicaciones de contaminación no se necesita desechar la ropa como desecho contaminado.  Esas personas se deben inspeccionar de nuevo después de quitar la ropa protectora.

  • Corredor de descontaminación.  Aquí es donde se realiza la descontaminación.  Después de la descontaminación, las personas vuelven a la estación de inspección para verificar que la descontaminación fue eficaz.


La descontaminación de los equipos consiste en quitar la contaminación radioactiva de los equipos.  Como no se pueden descontaminar todos los equipos (por ejemplo, las correas, materias porosas, equipos con áreas inaccesibles); un poco de planeación antes de entrar en la zona caliente, puede ayudar a evitar la contaminación de los equipos.  Por ejemplo, se puede meter el equipo en una bolsa de plástico transparente, antes de llevarlo al área contaminada.  Al salir del área, se puede quitar y desechar la bolsa contaminada.  Las personas de Control de Radiación generalmente meten los instrumentos en bolsas para prevenir su propia contaminación

Si los equipos requieren descontaminación, considerar estos métodos:

  • Equipos Críticos de mano: El personal entrenado descontaminar limpiando el equipo con un trapo húmedo y absorbente

  • Equipos Pesados críticos: El personal entrenado descontaminar usando una solución de limpieza no abrasiva.


Todos los desechos sólidos y líquidos generados durante el proceso de descontaminación se deben controlar, empacar y guardar para su disposición eventual que será en acuerdo con los procedimientos.

Puede ser que el uso de los procedimientos tradicionales para descontaminar no sean necesarios si las materias radioactivas son el único peligro presente. Pues a pesar de que los procesos tradicionales de descontaminación son eficaces para las materias radiactivas, su uso puede generar grandes cantidades de agua o líquidos que se deben tratar como desechos contaminados.  Se debe considerar los métodos que van a minimizar la cantidad de desechos generados.  Hay métodos más sencillos, que requieren menos tiempo y que generan menos desechos.

Quitar toda la ropa, (descontaminación bruta) puede reducir dramáticamente los contaminantes en el cuerpo.  Después de la descontaminación bruta, se debe dejar la ropa dentro de la zona caliente.  Esta ropa se debe controlar y retener hasta que sea inspeccionada.  Minimizar la acumulación de materia radioactiva o contaminada en el área ayudará a bajar la proporción de la dosis.  Se puede usar una cinta para remover  la contaminación seca o suelta de un área localizada.  El método es parecido a remover hilachas de la ropa.

La descontaminación personal de la piel se puede realizar usando técnicas convencionales (lavado suave que no raspe el piel) en las superficie del cuerpo con contaminación local.  Para lavar y enjuagar se prefiere agua tibia.  El agua fría puede causar que al cerrarse los poros atrapen  la contaminación dentro de la piel, y el agua caliente puede causar que los poros se abran más, permitiendo que la contaminación entre más profundamente.  Se debe retener toda el agua y las materias usadas en este proceso, y considerarlas desechos radiactivos.  Para contaminación localizada, se pueden usar  toallas de papel húmedo en vez de agua, para minimizar la cantidad de desechos  que se generan.  Las técnicas diferentes  a la descontaminación bruta se deben llevar a cabo sólo por personas entrenadas y bajo la dirección de la Autoridad de Radiación.

Minimizar la propagación de materia radiactiva es muy importante durante una emergencia, y generalmente, mientras las operaciones de emergencia se realizan, es responsabilidad del equipo de respuesta a materias peligrosas.  El personal que no está entrenado en los métodos de controlar la propagación de materias radioactivas no debe intentarlo.  Se debe permitir que las personas entrenadas apropiadamente tomen las medidas ofensivas.  Algunas medidas defensivas se pueden tomar son:

  • Represar o contener agua o líquidos que pueden estar contaminados

  • Asegurar que los equipos dentro de la zona caliente permanezcan allí hasta que sean inspeccionados para contaminación.

  • Asegurar que los incendios sean extinguidos lo más pronto posible para prevenir la propagación de radiación a través del humo.


La eliminación de residuos puede ser un problema en cualquier incidente de materias peligrosas.  En un incidente que involucre radiactivos, se deben  implementar procesos para contener los desechos lo más pronto posible.  

  • Tener listos a la entrada/salida los receptáculos forrados con bolsas de plástico para recibir la materia potencialmente contaminada.

  • Sellar las aberturas de las bolsas y colocarlas en un área definida dentro de la zona caliente.  Asegurar que los contenedores estén identificados como radiactivos, y guardados correctamente para su eventual disposición.

  • Asegurar que el área sea revisada periódicamente para determinar los niveles de radiación. Mientras se acumulan más desechos radiactivos, las proporciones de dosis pueden subir.

  • Permitir a las personas, debidamente entrenadas, inspeccionar las materias desechadas por contaminación.  Se debe disponer de los desechos de acuerdo con las regulaciones.

  • Inspeccionar todos los equipos y personal antes de su salida de la zona caliente.  Si encuentran artículos  contaminados se debe descontaminarlos, o empacarlos para una descontaminación futura, o para su disposición.


Antes de tomar decisiones sobre la disposición de una materia como desecho, y antes de tomar el tiempo para descontaminar las materias y los equipos, se debe tener en cuenta que:

  • Muchas radiactivas tienen media-vidas muy cortos.  Los isótopos usados en medicina y en instituciones de investigación con frecuencia tienen media-vidas de horas o días.  Las materias con media-vidas tan cortos se pueden sellar en un contenedor y esperar hasta que se conviertan a un estado estable y no radioactivo.

  • Al usar grandes cantidades de agua para la descontaminación, recordar que se deben tratar los residuos de esta agua como desechos radiactivos. Puede ser difícil y caro procesar el agua contaminada.

  • No se debe generar desechos sin necesidad.  Usar sólo lo que sea requerido para efectuar una respuesta segura y eficaz.


Una vez terminadas las fases de emergencia del incidente, los esfuerzos se enfocan en el proceso de limpieza y disposición de los desechos radioactivos.  En un accidente de transporte el portador es responsable de los costos.  Generalmente, la Autoridad de Radiación y otros oficiales del gobierno van a dirigir estos procesos.

La documentación y cumplimiento de los informes sobre lo ocurrido son pasos importantes en la recuperación de los costos. También es importante documentar todas las exposiciones a que el personal ha sido sometido.

 
Servicios
Regreso al contenido | Regreso al menu principal